Barcelona es la cuarta ciudad más visitada de Europa. El encanto de la cultura mediterránea, acompañado de un clima envidiado en el resto del continente y una gastronomía única; hacen que millones de extranjeros la elijan como destino cada verano.

No creo que esta información sorprenda a nadie, cualquiera que haya paseado por sus calles y plazas sabrá lo atractiva que resulta para los extranjeros.

 

Todo el mundo sabe cómo es Barcelona en verano; pero, ¿qué se puede hacer en Barcelona en Invierno?:

 

Te encuentras en las vacaciones de Navidad, ya han pasado las fiestas, pero aprovechando que sigues en Barcelona has decidido dar una vuelta por el Barrio Gótico con tus amigos.

La temperatura es genial, no hace calor, pero hace el frío suficiente para que notes el cuerpo caliente envuelto por el abrigo y los guantes. Te gustaría quedarte inmerso en ese paisaje toda la vida.

Tú y tus amigos os dirigís al puerto, allí, uno de ellos dice aquello de: “¡podríamos cenar en un barco!”.

Todos os reís. Pero resulta que sí existe la posibilidad de cenar a bordo de un catamarán navegando en el Mediterráneo (pues sí, existe esta posibilidad). Obviamente no os lo pensáis.

Nada más entrar a bordo, sientes la sensación de bienestar y te quitas el abrigo ya que la temperatura es muy agradable. La mesa está puesta con un gusto excelente y la comida…

¡Qué pinta!

Empezáis a cenar, nadie se marea, nadie tiene frío, el barco navega tranquilamente y el paisaje va cambiando durante el recorrido. La postal es inolvidable.

Jamás te habías parado a pensar cómo de bonita podía llegar a ser Barcelona iluminada, de noche, desde el mar.

CARRITO DE COMPRA
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0